Cómo instalar sensores de movimiento de luz

4.8/5 - (56 votos)
Índice de contenidos

En este post los mejores electricistas en Madrid queremos hablar de cómo instalar sensores de movimiento de luz. Estos mecanismos son una excelente manera de aumentar la seguridad en tu vivienda o negocio y se pueden utilizar tanto en el interior como exterior de las instalaciones. Existen varios motivos por los que instalar detectores de movimiento para luz, como pueden ser zonas de paso en los que no existe motivo para tener una luz fija, áreas de exterior en los que no es necesario tener luz constantemente, zonas de escaleras en comunidades de propietarios, etc.

En definitiva, la instalación de sensores de movimiento de luz permite el ahorro de energía y son considerados como un elemento para aumentar la seguridad en áreas de paso o sitios de poca luminosidad en los que las casas, locales comerciales o naves industriales están expuestos a robos. 

Aunque la instalación de sensores de movimiento de luz es una operación relativamente simple, desde Luzmart*, siempre os recomendamos que pidáis asesoramiento a instaladores o empresas electricistas profesionales y autorizadas para realizar cualquier tipo de trabajo en la instalación eléctrica.

* Luzmart es una empresa de DANAMA SERVICE S.L. , registrada y autorizada por la Comunidad de Madrid con el número de registro 799

¿Necesitas ayuda? Contacta con nosotros

Tipos de sensores de movimiento de luz

Existen diferentes tipos de sensores de movimiento de luz y cada uno de ellos tiene unas ventajas, pero principalmente, todos tienen la función de encender luces cuando existe un movimiento al paso de una persona u objeto. Tener instalado este tipo de sensores es muy útil si estás pensando a futuro en cómo instalar un videoportero o telefonillo

A continuación, te explicamos los más comunes para que puedas escoger el más adecuado para ti.

Sensores de movimiento infrarrojo pasivo

Estos detectores detectan la radiación infrarroja que despiden los objetos o personas. Al detectar este movimiento, se encenderá el foco asignado a dicho sensor. Una de las ventajas es que su precio es económico y tienen gran capacidad de detección, aunque en ocasiones, esto puede llegar a ser contraproducente por llegar a realizar el encendido ante objetos pequeños o incluso insectos.

Sensores de movimiento de luz con detección de microondas

Estos detectores tienen gran sensibilidad y envían impulsos microondas y miden si existe alguna interferencia y en ese momento, realiza el encendido de la luz. Estos son más sensibles que los anteriores, aunque menos económicos.

Sensores de luz crepuscular

Este tipo de sensores son aptos para exteriores. Básicamente, este dispositivo detecta la falta de luz en una zona concreta y realiza el encendido del foco. Sus principales ventajas son comodidad y ahorro. Aunque una de sus desventajas es que, dependiendo de la sensibilidad configurada, puede funcionar de forma errónea.

Sensores de movimiento de luz sin instalación con baterías o solares

Pueden ser útiles dependiendo de la zona, aunque pueden llegar a ser menos fiables que otro tipo de mecanismos. Sus ventajas son su facilidad de instalación, ya que únicamente precisan estar bien situados en la zona de actuación. Sus desventajas son la fiabilidad y la pérdida del sensor cuando está sin batería.

Sensores de movimiento de luz ultrasónica

Este mecanismo utiliza ondas sonoras para detectar movimiento. Estos sensores detectan movimientos independientemente de condiciones de temperatura o iluminación. Se utilizan normalmente para fines de seguridad en espacios grandes y no tienen demasiado sentido en espacios pequeños, además de ser bastante costosos.

En definitiva, nuestra recomendación es que un técnico electricista profesional realice una inspección de la instalación y te pueda recomendar el más adecuado. De cualquier forma, hay que tener en cuenta el tamaño de la instalación, los espacios, la finalidad para la que se instala el detector, el ahorro que cada uno de ellos ofrece, etc

Guía paso a paso para la instalación de sensores de luz

Tal y cómo os decíamos, instalar un sensor de movimiento de luz no es una tarea muy compleja, pero, como siempre, requiere atención de ciertos aspectos. Además, un sensor de movimiento de luz ofrecerá una bajada en tu factura de la luz, proporciona seguridad y mucha comodidad.

A continuación, te explicamos los pasos a seguir para instalar el sensor de movimiento de luz:

Herramientas y materiales necesarios para instalar sensores de luz

  • Destornillador
  • Cableado si se precisa
  • Cinta adhesiva,
  • Canaletas si vamos a llevar cableado por zonas visibles,
  • Pelacables
  • Sensor de movimiento
  • Taladro, tacos y tornillería

Como ves, no se precisa de herramienta ni materiales muy especializados, pero siempre pueden surgir inconvenientes que nos hagan utilizar herramientas más específicas.

Elegir la localización

Los sensores de movimiento pueden ser utilizados en diferentes zonas. Por tanto, una vez elegido el lugar donde se instalará, tendremos que situarlo en el área de la estancia que sea más idónea para recoger los movimientos. Te recomendamos que los detectores de movimiento para luz queden situados a una altura aproximada de 2,5 metros.

Ejemplo: En un trastero, situaremos el detector por encima de la puerta o en la pared que exista libre y detecte el movimiento en todo el trastero. En un pasillo, lo pondremos en zonas intermedias que detecten el paso tanto antes del sensor como después.

Desconecta la luz

Antes de llevar a cabo cualquier operación de trabajo en una instalación eléctrica es fundamental cuidar nuestra seguridad. Por tanto, debemos realizar el apagado de la corriente eléctrica para evitar contratiempos durante la instalación. Revisa el cuadro eléctrico y desconecta la línea que lleva la luz a la zona dónde trabajarás.

Retira los mecanismos antiguos si es necesario

No se da en todos los casos, pero es posible que vayas a sustituir lámparas o interruptores dónde irá situado el sensor.

Prepara los cables de alimentación

Busca la caja de derivación desde donde prepararás el cableado del foco y del interruptor.

Sitúa la caja en la pared o techo

Sitúa el dispositivo en la zona donde irá instalado. Con el taladro realiza los agujeros necesarios y coloca los tornillos en cada uno de los espacios que tiene el mecanismo dispuesto para este fin. Recuerda tener muy en cuenta la ubicación para su correcto funcionamiento.

Conecta los cables con el sensor

En este momento, haremos la conexión de la electricidad con el dispositivo de detección de movimiento para luz. Ten en cuenta las indicaciones del fabricante para que exista un funcionamiento óptimo del dispositivo.

Encontrarás un cable rojo, que es el que conecta el sensor con la lámpara o foco.  Por otro lado, tendrás un cable marrón, que lleva la corriente al detector y el cable azul que actúa como neutro.

Es extremadamente importante que prestes atención a las instrucciones del fabricante y si tienes dudas, no efectúes la operación. Una mala instalación puede llevarte a averías futuras y posibles situaciones peligrosas.

Conecta el sensor con la fuente de luz

Siguiendo las instrucciones del fabricante, conecta el dispositivo con el foco que querrás encender. Si no realizas este paso, no tendrás ningún tipo de resultado. Normalmente, encontrarás un dibujo del esquema de luz en el libro de instrucciones que está en el interior de la caja del detector de movimiento.

Una vez hecho esto, fija los tornillos o aprieta las pestañas que sean necesarios para el cierre del detector. Asegúrate que está bien fijado para que funcione de forma correcta y evitar la entrada de suciedad o humedad.

Ajusta el sensor

En este punto, debemos hacer todos los ajustes que sean precisos para que el detector realice su función óptimamente.

Dependiendo del tipo de dispositivo y si permite algún movimiento, ajústalo para que permita detectar el mayor radio posible. Si se trata de un dispositivo de movimiento de 360º, únicamente debes prestar atención a la ubicación inicial.

Regula la sensibilidad del sensor ante los diferentes movimientos. Normalmente, tendrás una rueda para hacer los ajustes necesarios.

Ajusta el temporizador.  Es preciso que el ajuste del tiempo que estará encendida la luz sea el idóneo. Ten en cuenta factores como el tiempo medio de paso en la estancia, si es una zona de paso mayor, finalidad de la luz en esa área, etc.

Si se trata de un mecanismo crepuscular ajusta la sensibilidad de la luz.

Enciende la corriente y pruébalo

Por último, nos queda conectar de nuevo la línea de corriente que llega a la zona de la instalación. Comprueba que detecta los movimientos de forma correcta y si se produce el encendido de luz.

¿Difícil? Contacta con profesionales

Ya te hemos enseñado todos los pasos necesarios para realizar la instalación de tu nuevo sensor de movimiento de luz. Desde Luzmart, consideramos que no es una operación demasiado compleja, pero comprendemos que puede conllevar dificultades para alguien que no esté acostumbrado a realizar trabajos de electricidad.

Si tienes dificultades y necesitas que un electricista profesional realice todo esto por ti, no dudes en contactar con nosotros. Tendrás a tu disposición a los mejores profesionales dispuestos a ayudarte en todo el proceso y facilitarte todo el camino para que tu instalación eléctrica cumpla con la normativa vigente, sea segura y duradera.

¡Muchas gracias por confiar en nosotros!

Esperamos que te haya gustado el contenido y hayamos resuelto tus dudas sobre cómo instalar un sensor de movimiento para luz.

Como siempre, podéis consultar con nosotros vuestras dudas, ¡esperamos vuetros comentarios más abajo!

Compartir:
Posts destacados:
Ponte en contacto:
Enlaces destacados:

Artículos más leídos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¡Ponte en contacto con nosotros y te responderemos a la mayor brevedad posible!